06/03/2018 | Noticias | Enfoque

Sigue la ola de las fábricas “importadoras”

Mainero y Metalfor se sumaron a la tendencia, con la presentación de productos importados de alta tecnología como complemento a su oferta de equipos nacionales.

Consultas

  • *: Campos obligatorios.

Por Néstor Sargiotto

Hace unas semanas publiqué un informe sobre la tendencia creciente que se observa entre importantes empresas de la maquinaria agrícola consistente en complementar su actividad fabril tradicional con la incorporación de productos de importación.

En los últimos días, dos marcas líderes del sector se sumaron a la ola: Mainero y Metalfor.

Mainero

Por el lado de Mainero, presentó la rotoenfardadora 5832, un modelo  de alta gama provisto por la empresa italiana Maschio, provisto de recolector de 2,20 metros, cutter y un moderno sistema de cámara variable capaz de confeccionar alternativamente rollos de núcleo tierno o de alta densidad, ideales para el almacenamiento y transporte (ver nota).

La innovación le permite complementar su reconocida línea de rotoenfardadoras nacionales, con una propuesta tecnológica de vanguardia a nivel mundial.

En 2006, Mainero presentó un antecedente del nuevo producto con la exhibición de la rotoenfardadora Feraboli Extreme 280.

Cabe consignar que en 2015 Maschio adquirió a nivel mundial la empresa italiana Feraboli, por lo que la nueva línea es la continuidad tecnológica de aquel desarrollo.

Metalfor

En el caso de Metalfor, ya ingresó al país los primeros tractores de Baja y Media Potencia de la marca italiana Landini.

En este caso, la apuesta es sumar a su cartera una nueva línea de productos para potenciar las posibilidades de su red comercial.

Inicialmente, son tractores de hasta 140 HP que serían presentados en Expoagro.

Metalfor ya había incorsionado en el segmento de tractores con modelos de fabricación propia de 105 y 145 CV, lanzados en 2006 y 2007, respectivamente.

Ahora lo hace de la mano de una de las marcas más reconocidas de Europa.

Estrategias

La decisión de empresas líderes del sector de la maquinaria de complementar su actividad fabril tradicional con la importación de productos apunta a ampliar la cartera, sumar nuevas tecnologías y, de paso, diversificar riesgos y aprovechar oportunidades de internacionalización.

Los objetivos varían de acuerdo a cada caso. Para algunos, la importación le permite sumar nuevos rubros a la cartera de productos propios.

Para otros, se apunta primordialmente a adoptar tecnologías de nueva generación, complementando la oferta en segmentos donde ya cuentan con opciones nacionales.

Unos y otros coinciden en la posibilidad de aprovechar nuevas oportunidades de negocios, con rentabilidades a menudo muy tentadoras.

Además de Mainero y Metalfor, la lista de empresas que cuentan con opciones importadas incluye a Apache (Sonalika), Yomel (Mascar, Cicoria y Falc), Akron (Kubota y GTS), Bernardín (Agrex), Pla (Deutz-Fahr), Zanello (YTO), Franco Fabril (MacDon), Pauny, Vassalli (McCormick), Implecor (Jaylor) y Blade (Dominoni), entre otras.

TE PUEDE INTERESAR

¿Qué buscan las multinacionales cuando salen a comprar empresas?

Cuota de mercado, tecnologías de avanzada, productos diferenciados, marcas históricas, inyección de capital… Un repaso de las principales razones que priman a la hora de adquirir compañías de maquinaria en todo el mundo.

Reducen aranceles para importar equipos forrajeros y orugas

El nuevo arancel del 2% incluye las compras de megaenfardadoras, picadoras autopropulsadas y orugas de cosechadoras, entre otros equipos que no se producen en el país. También se aplica a los sensores WeedSeeker y WeedIt.

Las asimetrías crediticias entre Argentina y Brasil

Tasas de interés inviables y escasez de fondos definen el panorama argentino. En Brasil, la toma de créditos agrícolas crece 45% en la campaña 2018/19. Y avanza la renovación de máquinas.

Cuando se resfría Argentina, estornudan en Brasil, pero ellos tienen medicina

La caída del mercado en Argentina repercutió en las exportaciones de cosechadoras y tractores de Brasil. No obstante, ese desplome se compensó largamente con incentivos a las ventas internas de productos locales.

Preocupa que siga la importación de sembradoras

Entre los fabricantes nacionales se observa con malestar que se mantenga el ingreso de equipos en un mercado decaído.

La concentración también llega a los concesionarios

La tendencia ya se instaló a nivel mundial. Tal como sucede entre las fábricas, hay una ola de compras de redes comerciales de maquinaria agrícola.. Las principales marcas buscan concentrarse en concesionarios con más de 10 puntos de venta.

BUSCADOR DE PRODUCTOS

Rubro:

Empresa:


2018-05-26T11:59:49+00:00