23/08/2018 | Noticias | Entrevistas

Sergio Francone: “Los productos de Fraga cumplen con los estándares de calidad más altos”

El Gerente Comercial expone las soluciones de la empresa para ganadería de leche y carne. La nueva picadora en preparación. Y la llegada que la marca tuvo en el exterior.

Por Jorge Freites
+54 351 6640905
[email protected]
Por Jorge Freites
+54 351 6640905
[email protected]

Fraga celebrará en 2019 los 60 años de funcionamiento desde que empezara con la visión y el esfuerzo de Nélido Francone, el fundador.

A los fines formales, Fraga es una empresa de Frontera, en Santa Fe. Sólo que, cruzando la calle, ya se pisa terreno cordobés.

Más allá de estas cuestiones, Fraga está en el epicentro de la región que, alguna vez, se definió como la mayor cuenca lechera de Latinoamérica.

Con los años, la agricultura impuso su peso y la ganadería siguió produciendo en menor superficie.

Fraga caminó al lado de los cambios y hoy dispone de máquinas para llevar, con eficiencia, el alimento hasta la boca de los animales. Incluso, fueron probadas con éxito en mercados externos.

Sergio Francone, Gerente Comercial, describe en entrevista con MaquiNAC todo el proceso y anticipa que está próximo el lanzamiento de una nueva picadora de forraje.

Valor agregado

¿Cuál es el aporte tecnológico que Fraga está haciendo a la ganadería?

Creemos que el productor, y más en nuestro rubro que es carne y leche, debe volver a hacerse la comida o el forraje del animal.

«Las reservas forrajeras son los insumos más importantes que tiene el productor para bajar sus costos».

Pensamos que es importante poner valor agregado a lo que fabricamos. En nuestro caso, sumar maquinaria de avanzada para fabricar con mayor calidad.

En el caso de los productores, que son propietarios de pymes agropecuarias, agregar valor es generar carne o leche.

¿Lo pueden optimizar a través del alimento?

Nos parece que las reservas forrajeras son los insumos más importantes que tiene el productor para bajar sus costos.

Entonces, Fraga, con sus máquinas, apunta a que el productor haga sus reservas forrajeras o que proporcione un pastoreo mecánico.

Oferta

¿Cómo se componen las líneas actuales de máquinas de la empresa?

Hacemos la picadora de forraje, que es la tradicional de Fraga de toda la vida. Sirve para picar maíz, sorgo y una pastura.

«Hicimos una máquina que le llamamos recolectora de pradera que es para cortar pasturas, no pica».

También hicimos el vagón forrajero para transportar el pasto. Y para cerrar el círculo hicimos la embutidora de pasto.

Entonces, se puede hacer un silo de maíz, un silo de sorgo o un silo de pastura. Lo trasladamos en el carro forrajero y lo metemos en la embutidora.

¿Qué variante añadieron a esas líneas?

A esto le agregamos que se vino el pastoreo mecánico. Es decir, la práctica de cortar el pasto todos los días y llevarlo hasta el animal.

Entonces, también hicimos una máquina que le llamamos recolectora de pradera que es para cortar pasturas, no pica. Entrega el material al vagón forrajero.

Capacidad

Manejando el pasto ¿qué beneficios logra el productor?

Todo esto da la posibilidad de agrandar el campo, en el sentido de que puede tener más pasto para cortarlo y llevarlo y que el animal no pisotee.

«A futuro tenemos una picadora de forraje con motor Cummins incorporado, de 240 HP».

Además, al silo, que puede ser silo puente o silo bolsa, hay sacarlo y llevarlo. Entonces, fabricamos 3 diferentes extractores de silo.

Son 2 para sacar de bolsa y uno para sacar de silo puente. Los extractores tienen muchísima capacidad de trabajo. Tiran 1.000 kilos por minuto, con sólo 60 HP

¿Está preparando Fraga una máquina nueva?

A futuro tenemos una picadora de forraje con motor Cummins incorporado, de 240 HP, que es para encarar mayor cantidad de hectáreas.

A grandes rasgos, haría el trabajo de 3 picadoras chicas. El prototipo está trabajando en la zona de Villa María, en Córdoba. Lo vamos puliendo y el modelo definitivo está próximo.

Proyección

¿A qué destinos del exterior llegó Fraga?

Tuvimos muy buenas exportaciones entre los años 2008 y 2009, cuando había precios competitivos en el mercado exterior.

«Hemos enviado máquinas a Uruguay, Paraguay, Bolivia, Cuba y Perú, entre otros mercados».

Hemos enviado máquinas a Uruguay, Paraguay, Bolivia, Cuba y Perú, entre otros mercados.

¿Se adaptaron bien los equipos?

Nosotros trabajamos con diseños propios. Y esos mercados tienen terrenos y pastos muy parecidos a los que tenemos en Argentina.

Como nosotros en el mercado local somos de ir al campo y ver las necesidades de los clientes, hicimos lo mismo con los mercados de afuera, siempre trabajando con nuestras propias máquinas.

En consecuencia, ¿hay una validación de los productos de Fraga en ámbitos internacionales?

Lo que pudimos hacer en comercio exterior demuestra que nuestros productos cumplen con los estándares internacionales de calidad más altos.

Concentración

¿Qué lectura se puede hacer del mercado ganadero?

Con el auge de la soja, en nuestra zona, hubo mucha tendencia a sembrarla y desplazó a los animales, tanto de tambo como de ganadería de carne hacia el norte.

«El productor lechero siempre fue más consumidor de fierros que el de carne por una necesidad diaria».

En nuestra zona, se intensificó mucho la producción animal para tener más hectáreas destinadas a la agricultura.

Después este proceso llevó a que el norte del país se tecnificara porque muchos campos no dan para la siembra, pero sí dan para hacer ganadería.

¿Cómo ha sido el proceso en lechería?

En leche, que es el sector que más atendemos nosotros, cada vez se fue concentrando en tambos más grandes y la cantidad de leche que se produce es la misma. Aunque hayan cerrado muchos tambos.

Lo que nos golpea son estos desacomodamientos del dólar. El productor que entrega la leche, cobra en pesos y hay muchos insumos que son en dólares.

Hay insumos de las máquinas que fabricamos que están en dólares. Y nosotros tratamos de mantener, aun a costa de la rentabilidad, un precio acorde a lo que el productor de leche o de carne pueda pagar.

¿Es más demandante de máquinas el tambo?

El productor lechero siempre fue más consumidor de fierros que el de carne por una necesidad diaria.

El tambo es una fábrica que requiere todos los días de una alimentación para sostener la producción.

En cambio, en ganadería de carne hay más flexibilidad. Se puede pasar de un planteo intensivo a uno más extensivo y en función de eso requiere más o menos maquinarias.

El tambo requiere sacar muchos litros en pocas hectáreas. Además, la vaca lechera demanda calidad para producir y atrás de eso va la maquinaria.

ENVIANOS TU CONSULTA

  • Hidden
    MM barra DD barra AAAA
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden

EL ENROLLADOR DE BOLSAS ER300C DE AKRON

EL DESMENUZADOR VORTEX DE EMILY

60 AÑOS DE ASCANELLI

OMNiDRIVE CONVIERTE AL TRACTOR EN SECRETARIO DE LA COSECHADORA

CARTELERA

BUSCADOR DE PRODUCTOS

Rubro:

Empresa: