14/02/2019 | Noticias | Entrevistas

Marcos Formica: “Mainero rediseñó el cabezal MDD-100 para los farmers de Estados Unidos”

El Responsable de Investigación y Desarrollo de la empresa detalla la evolución del cabezal argentino que compite en el mayor escenario maicero del mundo.

En los campos de Estados Unidos se han terminado de cosechar casi 366 millones de toneladas de maíz en la última campaña.

Una parte de semejante volumen se recolectó con el cabezal MDD-100 diseñado y fabricado por Mainero.

La empresa de Bell Ville (Córdoba) no sólo llegó comercialmente al mayor escenario maicero del mundo con el cabezal que cosecha en cualquier dirección y con distintos distanciamientos.

También lo adaptó tecnológicamente, con el tiempo, a las necesidades de los farmers, hasta llegar a una versión del MDD-100 con perfil que calza justo en el agro estadounidense.

Marcos Formica, Responsable de Investigación y Desarrollo de Mainero, cuenta el proceso de evolución del producto argentino que hoy se impone en los mercados internacionales.

Rolos

¿Cómo es la versión “argentina” del cabezal MDD-100?

Respecto al tipo de rolos deschaladores, en Argentina y países con climas templados similares (de Sudamérica y Sudáfrica, por ejemplo) se comercializa con rolos de aletas desencontradas cuya principal característica es la suavidad para bajar la planta sin cortarla.

“En Norteamérica y países con climas más fríos, el cabezal se comercializa con rolos de cuchillas enfrentadas”.

¿La planta queda en pie?

Se deja la planta prácticamente entera luego del paso del cabezal, cualidad que se mantiene en condiciones que van desde cultivos de alta humedad hasta cultivos secos.

¿Cuál es la diferencia con otros mercados?

En Norteamérica y países con climas más fríos (Bulgaria, etcétera) se comercializa con rolos de cuchillas enfrentadas cuya principal característica es atender a las condiciones de cosecha de aquellos mercados.

Entonces, Mainero rediseñó el cabezal MDD-100 para adaptarlo a las necesidades de los farmers de Estados Unidos y de otros mercados.

¿En qué condiciones cosechan?

Mayor humedad, mayor volumen de rastrojos y clima muy frío inmediatamente posterior a la cosecha.

A medida que baja la planta, los rolos cortan el tallo en secciones transversales y, a su vez, al “apretarlo” entre las cuchillas, también lo laceran en sentido longitudinal con el objeto de brindar mayor superficie de ingreso a los microorganismos del suelo para acelerar su descomposición.

Distanciamiento

¿De qué manera varía la distancia entre unidades recolectoras en el cabezal?

En Argentina (y el resto de los mercados, excepto Norteamérica) se comercializa con una distancia de 525 mm entre surcos, distancia más popular en nuestro mercado y además, múltiplo de 700 y 350 mm, (otras dos distancias de las más utilizadas).

“Nuestra topografía es muy plana y con lotes muy regulares que permiten con facilidad cosechar en ángulos mayores de 45 grados con piloto automático”.

En esas distancias, centrando el primer surco en la unidad recolectora (siempre cosechando en línea), el máximo error teórico a asumir en dos de cada tres surcos (el tercero siempre estará centrado) es de 175 mm.

¿Qué se logra?

Se minimiza el contacto de la planta con la puntera; contacto que, por otra parte, se producirá ya muy cerca de la unidad recolectora, donde las cadenas alzadoras toman la planta y la trasladan hasta el centro de la misma.

¿Qué influencia tiene el relieve de los suelos?

Nuestra topografía es, en su gran mayoría, muy plana y con lotes de formas muy regulares que permiten con facilidad cosechar en ángulos mayores de 45 grados con la asistencia de piloto automático.

Es la otra forma de minimizar el contacto de las plantas con las punteras y “desparramar” uniformemente el error en el gran canal de ingreso de plantas formado por el diseño de las mismas.

A medida

¿Cuál es la diferencia con Norteamérica?

Norteamérica tiene una topografía muy irregular, en algunos casos pronunciada.

“Para Norteamérica se desarrolló un cabezal a 20 pulgadas entre unidades recolectoras que es múltiplo de la distancia más popular: 30 pulgadas”.

La “caprichosa” forma de los lotes que esto genera, y que provoca que la participación porcentual de las cabeceras en el total del lote sea muy significativa, en muchos casos dificulta cosechar en el ángulo recomendado (más de 45 grados).

Por lo tanto, se debe seguir el surco en constantes curvas y pendientes.

¿Qué hizo Mainero teniendo en cuenta ese panorama?

Se desarrolló un cabezal a 20 pulgadas (508 mm) entre unidades recolectoras que es múltiplo de la distancia, por lejos, más popular de aquel mercado que es 30 pulgadas (762 mm).

Coincide con 20 pulgadas, la que sigue en participación y también es múltiplo de 15 pulgadas, la tercera distancia en importancia.

¿Se perciben cambios en los distanciamientos con que se trabaja en Norteamérica?

Estas últimas dos distancias están lentamente ganando participación debido a que, además de sus ventajas agronómicas, permiten al productor sembrar sus dos principales cultivos (maíz y soja) con la misma configuración de sembradora.

Al ser múltiplo, tanto en 15” como en 30”, centrando entre dos líneas una puntera específica para cada distancia, convenientemente indicadas en el centro de cada cabezal, el máximo error teórico en cada surco (siempre cosechando en línea) es de sólo 5” (127 mm).

¿Con qué ventaja?

Las plantas ingresan a la unidad recolectora prácticamente sin tomar contacto con la puntera y queda un suficiente margen de error de otras 5” para absorber el desalineado propio de cosechar en curvas y pendientes antes de que la planta pase al surco contiguo.

¿Ofrece más versatilidad esta versión del MDD-100?

Una vez cosechadas las cabeceras o en terrenos más planos, siempre está la opción de cosechar en ángulo, que además, permite una conducción mucho más relajada con la asistencia del piloto automático.

Esta versión del cabezal cuenta ya con dos campañas comerciales en aquel mercado.

Adaptaciones

¿Hubo otras adecuaciones del MDD-100 a las exigencias del mercado estadounidense?

Para aquellos productores que siembran a 30” y no tienen intenciones de achicar distancia entre líneas, pero que con los cabezales estándar tienen elevados niveles de pérdidas en cabeceras, se desarrolló un MDD-100 a esa distancia.

Cabezal Mainero MDD-100“Hay otra versión del cabezal con la versatilidad adecuada para reducir significativamente las pérdidas en cabeceras con curvas y pendientes y de tiempo en rincones y esquinas”.

¿Qué beneficios representa?

Si bien no llega a absorber la totalidad de error para cosechar en cualquier dirección a velocidades normales de trabajo, permite un desalineado igual o mayor que los anteriormente mencionados.

¿Cuáles son las soluciones que aporta?

Es más que suficiente para contar con la versatilidad adecuada para reducir significativamente las pérdidas en cabeceras con curvas y pendientes y reducir pérdidas de tiempo en rincones y esquinas.

¿Ahí se ve la diferencia que marca el MDD-100?

Se resuelve el gran problema de los lotes con formas “caprichosas”, ya que se puede cosechar en ángulos a velocidades más reducidas y, sobre todo, para lograr un excelente desempeño en maíces caídos.

¿Es común que pase?

Es una situación bastante común en el cinturón maicero y en las que los cabezales estándar a 30” tienen generalmente pobres performances sólo por el ancho de sus punteras.

Mercado

¿Cuáles son las perspectivas del negocio mundial para los cabezales maiceros?

Respecto del mercado mundial de cabezales, la pasada campaña se mantuvo en niveles muy bajos a pesar de la recuperación que experimentó el precio del grano.

“De mantenerse la combinación de precios y rendimientos actuales, las perspectivas futuras son más alentadoras para el mercado de cabezales”.

Vale recordar que se viene de, al menos, tres cosechas en situación de precios por debajo de la línea de indiferencia.

Este contexto puso a muchos productores en una frágil situación financiera y los precios internacionales actuales tampoco hoy permiten obtener beneficios en la mayoría de los mercados.

¿Y a futuro?

Dicho esto, vale destacar que, de mantenerse la combinación de precios y rendimientos actuales, las perspectivas futuras son más alentadoras.

CONSULTAS

  • Actividad Principal

NOTICIAS

Mainero despliega máquinas en la jornada de Claas

El 24 de mayo en Oncativo (Córdoba) presentará en las dinámicas a campo las novedades en segadoras, mixers, rotoenfardadoras y cabezales maiceros.

Mainero hará una jornada sobre eficiencia forrajera

Será el 17 de abril en Tandil (Buenos Aires). Habrá dinámicas con segadoras, mixers y rotoenfardadoras.

Mainero incorporó créditos del Banco Santander

Son líneas con tasa 0%, en dólares y con plazos de pago de hasta 4 años, para todos los equipos de la empresa.

Gabriel Rizzotti: “El cabezal le puede hacer aportes a la Agricultura de Precisión”

El Gerente de Desarrollo e Ingeniería de Maizco habla de la evolución de los cabezales. Y del camino tecnológico que queda por recorrer.

Facundo Fucci: “Gomselmash ofrece calidad en picadoras y financiación accesible”

El Gerente Comercial hace un repaso por todas las opciones de financiamiento propio en el mercado argentino. También habla de las tendencias en el mercado forrajero.

Víctor Juri: “Crecemos en el negocio de la fertilización”

El Presidente de la empresa habla de los nuevos productos para aplicar nutrientes y de las tendencias que se observan en el mercado argentino.

PRODUCTOS

  • Carlos Mainero y Cía. SAICFI
  • Dirección: Rivadavia 259
  • Código Postal: 2550
  • Localidad: Bell Ville
  • Provincia: Córdoba
  • País: Argentina

Enviar consulta

BUSCADOR DE PRODUCTOS

Rubro:

Empresa: