La columna de Alejandro

Por Alejandro Rollán

16/12/2021 | Opinión

A diferencia de Argentina, en Europa se deteriora el clima de negocios para la maquinaria agrícola

La incertidumbre está generada por el aumento extremo de precios y la escasez de componentes. Muchas fábricas pararán la producción.

A diferencia de Argentina, en Europa se deteriora el clima de negocios para la maquinaria agrícola

La incertidumbre está generada por el aumento extremo de precios y la escasez de componentes. Muchas fábricas pararán la producción.

Si bien la globalización impone sus condiciones en la economía, la dimensión con la que se manifiesta no suele ser homogénea en todos los lugares del mundo.

Basta con observar los desempeños de la maquinaria agrícola en Europa y en Argentina para dimensionar que, por más mundialización que exista, los comportamientos no suelen reflejarse en un espejo.

Mientras en el país las fábricas del sector se aprestan a cerrar un año con niveles de ventas y de producción de dos dígitos y proyectan un 2022 con igual tendencia, en Europa la incertidumbre le gana al negocio.

Luego de haber alcanzado el punto más alto en mayo y junio, con los niveles más altos desde 2008, el índice general de clima empresarial para la industria de maquinaria agrícola en el viejo continente se viene deteriorando.

En noviembre, según una encuesta continental entre 140 empresas del sector, el indicador volvió a caer por quinto mes consecutivo.

La caída fue particularmente significativa con respecto a las expectativas para los próximos 6 meses, por lo que probablemente no se deba a la evolución del mercado, sino más bien a la producción y a la oferta.

Según la Asociación Europea de Maquinaria Agrícola (CEMA), el volumen actual de pedidos corresponde a un período de producción de casi 6 meses, que es otro máximo histórico registrado en esta encuesta, pero hay interrogantes sobre la posibilidad de cumplir con ellos.

La incertidumbre entre las empresas crece debido al contexto de aumentos extremos de precios y escasez severa por parte de los proveedores de algunos componentes estratégicos.

En este escenario, muchas fábricas no descartan paradas técnicas durante el invierno europeo para compensar la falta de agropartes, en especial componentes electrónicos.

Mientras tanto, CEMA precisa que el 53% de las empresas esperan una parada de producción debido a la falta de ciertas partes en el próximo mes.

“Aún más crítica parece la situación para los fabricantes de cosechadoras y tractores, donde tres de cada cuatro se ven obligados a detener temporalmente la producción en las próximas cuatro semanas”, anticipa.

En Argentina, al menos por ahora, la situación parece diferente. A tal punto que algunas empresas líderes ya tienen vendida la producción para todo el año próximo. Habrá que ver, finalmente, cómo transcurre 2022.

VER MÁS SOBRE: Europa, Maquinaria agrícola, Producción
© Maquinac.

CONSULTAS

  • Hidden
    MM barra DD barra AAAA
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden

RUBRO: Maquinaria agrícola
INFORMES: