04/10/2022 | Noticias | Empresas

Los contratistas descubren el rol de los drones

Los servicios de vuelos permiten mejorar la calidad de siembra y elevar los techos productivos. Y son exigidos por los clientes.

Los contratistas descubren en el mercado argentino la función que pueden cumplir los drones a fin de mejorar las prestaciones.

Los servicios que aportan los equipos voladores no tripulados son cada vez más valorados para potenciar diversas tareas agrícolas.

Es el caso de Matías Rodríguez, quien hace diez años que está a cargo de producción y logística en Arraiz, una firma que siembra unas 3.500 hectáreas en los alrededores de Venado Tuerto (Santa Fe).

“Llegamos a un techo productivo. Nos habíamos estancado en los rendimientos y queríamos dar un salto”, cuenta Rodríguez.

“Recurrimos al vuelo con drones para ver qué pasaba y nos dimos cuenta que una de nuestras principales debilidades estaba en la calidad de siembra”, agrega.

“Comenzamos a trabajar junto al equipo de DroneScope.ag y su plataforma, y ya llevamos dos años de mejoras continuas”, relata Rodríguez.

Exigencias

Una variable de ajuste como la calidad de siembra, detectada a partir de un vuelo de dron, desató una ola de mejoras en los prestadores de servicios con los que la empresa Arraiz trabaja.

La firma terceriza todas las labores de maquinaria agrícola principalmente en dos proveedores estables. Uno lleva 18 y el otro 10 años trabajando en estos campos.

“Nosotros ponemos objetivos a cada contratista. Si los cumple, la tarifa de su servicio va aumentando. Es un proceso de mejora continua”, dice Rodríguez.

Añade que del 85% para arriba en coberturas de surco comienza a subir escalonadamente la tarifa de los servicios.

Este estímulo a la calidad hizo que uno de los prestadores decidiera renovar su equipo de siembra.

Indicadores

Rodríguez describe que la calidad de siembra del trigo y la soja se mide evaluando el nivel de cobertura del surco y los fallos de siembra.

En el caso del maíz y el girasol se realiza el conteo de planta y la distribución espacial.

Estas mediciones se hacen con el vuelo de drones y se analizan con la plataforma de DroneScope.ag.

“Es la única forma de tener un diagnóstico de todo el lote. Todo lo demás ofrece miradas parciales”, analiza Rodríguez y detalla que evalúan la calidad de siembra en nacimiento y emergencia del cultivo, y miden índice verde.

Desde la campaña pasada se vuelan todos los cultivos: trigo, soja y maíz. Hace poco volaron las 1.200 hectáreas de trigo.

Los principales parámetros que definen la calidad de siembra son el número de plantas por hectárea y su variación respecto de lo esperado, los distanciamientos entre plantas en la línea de siembra y la profundidad.

“Vamos guardando los datos de todas las campañas en la plataforma online de DroneScope.ag. Este año vamos a empezar a comparar las imágenes de vuelo de dron con los mapas de rendimiento. Esperamos con eso cerrar el círculo”, enfatiza Rodríguez.

TEMAS RELACIONADOS: Testimonios de usuarios Otros equipos
ETIQUETAS: Contratistas, Drones, Maíz, Soja, Trigo, siembra

ENVIANOS TU CONSULTA

  • Hidden
    MM barra DD barra AAAA
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden

¿LOS DRONES PODRÁN REEMPLAZAR A LAS PULVERIZADORAS?

CRUCIANELLI LE «PINTÓ LA CARA A MESSI» CON SU SEMBRADORA

MULTITRIKE, EL EXTRAÑO TRACTOR «ZANCUDO»

CABEZAL MAICERO OMBÚ UNIVERSAL

CARTELERA

BUSCADOR DE PRODUCTOS

Rubro:

Empresa: