10/06/2019 | Noticias | Tendencias

El negocio de la alfalfa activa la demanda por equipos de alta productividad

La confección de megafardos y rollos para exportación y el mercado interno impulsa la preferencia hacia el segmento de máquinas de alta gama.

El negocio de reservas forrajeras basadas en la alfalfa, con proyección hacia el exterior y hacia el mercado interno, repercute en el mercado de maquinarias.

La demanda de equipos, por parte de las empresas vinculadas a la movida del pasto, se orienta hacia los modelos de alta productividad y de mayor nivel tecnológico.

“Hoy por hoy, el precio de la alfalfa es muy positivo, se está exportando”, indica Juan Pablo Guevara, Gerente de Marketing de Valtra y Challenger.

“Entonces, están quienes producen y también quienes brindan servicios, como los contratistas, y que hoy están demandando equipos de mayor capacidad de trabajo y con más tecnología”, agrega.

“Los clientes buscan mayor productividad y mayor escala, que es donde está la rentabilidad”, subraya Guevara.

Potencial

“La demanda se nota, especialmente, en megaenfardadoras y las segadoras triples acopladas al tractor que ofrecen un ancho de trabajo de 10,50 metros”, comenta Federico Sánchez, Gerente de Producto de Claas.

“Los clientes son las empresas grandes que empiezan a comercializar productos de alfalfa en mayor escala y necesitan equipos productivos”, agrega.

“Todavía es un nicho, pero tiene mucho potencial para crecer”, estima Sánchez.

“El pasto empezó a ser un negocio. Ya la gente no lo tiene como algo secundario sino que es un negocio per se”, remarca Lucas Costa, Gerente de Marketing y Producto de AGCO Argentina.

“Se está invirtiendo en máquinas que se sabe que son productivas y que son confiables”, agrega.

“Hoy tanto Challenger como Massey Ferguson tienen en el mercado argentino el respaldo de una submarca como es Hesston que es de primer orden en el nivel internacional”, indica Costa sobre las opciones forrajeras de AGCO.

Empuje

El clima positivo del ciclo 2018/19 también ha contribuido para una mayor oferta forrajera, apuntalando los pedidos de máquinas.

“Los equipos forrajeros, y especialmente las rotoenfardadoras, fueron uno de los pocos rubros en la maquinaria agrícola que vendió mayor cantidad de unidades que en la campaña precedente”, explica Marcos Formica, Responsable de Investigación y Desarrollo de Mainero.

“En nuestro caso, el incremento en las ventas se dio en los modelos de mayor productividad y tecnología, máquinas cuyo lanzamiento se produjo previo al inicio de la campaña y con importantes avances como el atador de red y nuevo monitor e instalación eléctrica”, agrega.

“Esto demostró que el incentivo de la innovación cumplió también un rol destacado en el incremento de la demanda”, analiza Formica.

CONSULTAS

  • Formato de fecha:MM barra DD barra AAAA

BUSCADOR DE PRODUCTOS

Rubro:

Empresa: