Tractores de Alta Potencia

Los tractores de Alta Potencia ganan protagonismo en el campo argentino, de la mano de las nuevas demandas que imponen las actividades de siembra, cosecha y otras tareas a gran escala.

RÁNKING 👉 TRACTORES EN ARGENTINA
Los tractores más potentes disponibles en Argentina (potencia nominal).
Table by Visualizer

Fuente: Maquinac.
RÁNKING 👉 TRACTORES EN EL MUNDO
Los tractores más potentes que se fabrican en el mundo (potencia nominal).
Table by Visualizer

Fuente: Maquinac.
Los tractores conforman el segmento más relevante del mercado de la maquinaria agrícola, con una facturación anual que en 2020 sumó $ 35.642 millones, equivalente a 35,6% de las ventas totales del sector.
En la última década, las ventas del rubro se ubicaron en un promedio de 6.400 unidades anuales, de las cuales 61,7% correspondió a equipos fabricados en el país.
OFERTA
Una decena de marcas nacionales e internacionales compiten en el mercado argentino de tractores de Alta Potencia (más de 200 HP).
La oferta disponible supera los 70 modelos, incluyendo tractores articulados y de chasis rígido.
El segmento de tractores de Alta Potencia viene creciendo con nuevas generaciones de productos que responden a los desafíos que plantean otros rubros de la mecanización agrícola.
El avance de las sembradoras de gran autonomía y mayor ancho de trabajo hizo crecer la necesidad de tractores de mñás de 250 HP. Lo mismo ocurre con las megatolvas autodescargables, carros forrajeros, mixers, tanques estercoleros y otros equipos de gran capacidad.
Paralelamente al incremento de la potencia, los tractores evolucionaron en confort, automatización de funciones y sistemas de transmisión.
Eficiencia. El mercado apunta a una mayor eficiencia en la generación de potencia. Este atributo se procura con la introducción de inyección electrónica de combustible y sistemas sobrealimentadores (Turbo e Intercooler).
Emisiones. Los motores de última generación se adaptan a los requerimientos más avanzados que actualmente están marcados por Tier V Final. En general, se utiliza la tecnología SCR (Reducción Catalítica Selectiva) o adición de urea en la postcombustión. También está la combinación de las dos tecnologías: EGR (Recirculación de gases de escape) en combinación con la reducción catalítica SCR.
Bloque. Predomina la fabricación en fundición gris, con pistones de acero o incluso aluminio, de 4 o 6 cilindros en los modelos de mayor potencia. Son comunes los turbos de geometría variable o el doble turbo para ofrecer curvas de sobrepotencia.
Inyección. Es directa y prevalece el sistema electrónico Common Rail de alta presión.
Gestión. La modalidad electrónica se aplica para darle más potencia a la TDF o al sistema hidráulico.
Control del combustible. Se fue agregando tecnología para dosificar el combustible de acuerdo con lo estrictamente necesario, independizando este aspecto de la carga y de las revoluciones del motor.
Filtros de Combustible. El filtrado de combustible se ha mejorado en los modelos de última generación, reduciéndose de 10 a 5 micrones. La eficiencia de prefiltrado puede ser de 30 micrones. Es posible cambiar los filtros fácilmente en forma manual sin usar herramientas.
4×4. El 80% de los tractores comercializados en Argentina opera con doble trsacción. En Alta Potencia, esa es una demanda generalizada.
Asistida. En el rango de potencia de hasta 250 HP, predominan los sistemas con tracción 4×4 asistida.
Articulados. En potencias superiores a los 250 HP se consolida el uso de los sistemas de tracción 4×4 articulado.
Patinamiento. Se procura transmitir la mayor potencia del motor sin patinamiento. Como es sabido, uno de los factores de pérdida de potencia es el patinamiento del tractor. Esto ocurre cuando el rendimiento de fuerza en la parte trasera es grande.
Resistencia. Se han incorporado engranajes helicoidales con los ejes alojados en rodamientos de rodillos cónicos para proporcionar alta resistencia durante los trabajos pesados y un avance sin tropiezos en las velocidades altas.
Poder de tracción. Se sumó accionamiento sin esfuerzo del bloqueo del diferencial para aumentar el poder de tracción en condiciones adversas de labor.
Frenos. Avanzaron los sistemas de frenado de alta eficiencia, equipados con frenos de disco asistidos bañados en aceite para lograr un frenado eficiente incluso con cargas pesadas.
Powershift. Es la modalidad más generalizada en los tractores e implica una serie de velocidades que se eligen sin interrupción de potencia mientras dura la selección. Están las variantes de cajas completas bajo carga (fullpowershift) o parcialmente bajo carga (semipowershift).
Inversores. También se han incorporado inversores hidráulicos de accionamiento eléctrico para cambiar el sentido de la marcha y lograr 18/20/24 velocidades en cada sentido.
CVT. La transmisión continuamente variable está avanzando en las nuevas generaciones de tractores. Al operar sin escalonamientos de marchas, proporciona versatilidad y economía de combustible.
Automáticas. Hay un mayor automatismo de la caja de cambios, con sistemas Powershift y Hi-Low (Alta y Baja bajo carga).
Barra de tiro. El mayor requerimiento de potencia para un alto porcentaje de las máquinas utilizadas en el campo argentino reside en la barra de tiro del tractor, especialmente en lo que concierne a la siembra. Esa potencia no es igual a la potencia del motor (la que figura en los folletos). La barra de tiro permite un traspaso de peso de la máquina al tractor ,que puede llegar hasta el 25%. Si una sembradora de directa puede rondar los 8.000 Kg, la transferencia de peso no es nada despreciable.
Variables. La potencia en la barra de tiro del tractor depende en gran medida del patinamiento y la resistencia a la rodadura. Estos dos parámetros están determinados por las condiciones del suelo al momento de entrar al lote a trabajar.
Se imponen equipamientos hidráulicos de elevada performance, con sistema de centro cerrado, varias salidas simultáneas y mayor caudal y presión.
Bombas. Son habituales las de pistón, de más de 215 litros/minuto, con 200 bar de presión máxima y sistemas de compensación de presión y caudal.
Dosificación. Los sistemas tienen la particularidad de suministrar aceite con la presión y el caudal necesario sólo cuando se requiere para reducir la carga del motor.
Elevador. Se trabaja, generalmente, con controles electrónicos con control de carga y sensor siempre en los brazos inferiores. También se incorpora amortiguador de oscilaciones, con una cantidad de válvulas de 3 a 6.
Enganche posterior. Son comunes los de categoría III N y III y con sistemas rápidos. La capacidad media de elevación se ubica entre 6.000 y 7.000 Kg, según estándares internacionales.
Centro cerrado. En el circuito hidráulico de centro cerrado, el aceite no requerido para la tarea no va a ningún lado y el único caudal que se dirige al lugar de trabajo es el necesario para realizar la acción. Por lo tanto, tiene la capacidad de ajustar la oferta a la demanda de aceite requerido, que no se calienta y así se ahorra energía.
Centro abierto. En el circuito hidráulico de centro abierto, la desventaja reside en la dificultad para regular el flujo en aplicaciones simultáneas y continuas, como las que requieren las sembradoras neumáticas.
Electrohidráulico. También se han registrado innovaciones en los sistemas electrohidráulicos de comando del tractor y TDP de 540/1.000 rpm, con accionamiento electrónico y/o mecánico en forma independiente bajo carga.
Salidas remotas. La cantidad de salidas remotas es mayor, en general, cuanto mayor es la potencia del tractor. En algunos casos, están equipadas con sistema de safe automático de presión regulable para limitar la presión de trabajo en función del uso. Hay modelos que están dotados de alguna salida con regulador de caudal.
Visibilidad. Se incorporaron cristales laminados y se ampliaron las superficies vidriadas para que el operador pueda visualizar las tareas. También se sumaron ajustes de espejos retrovisores exteriores, limpiaparabrisas delantero y trasero con lavaparabrisas y parasoles.
Posición. Se agregaron sensores que envían información al sistema de control para que la cabina se mantenga siempre en posición correcta.
Confort. Los tractores salen de serie con radio, frigobar, calefacción, aire acondicionado y ventilación en el asiento.
Butacas. Cuentan con suspensión neumática, apoyo lumbar, giro, amortiguación lateral y longitudinal, ajuste del ángulo del respaldo y descansabrazos.
Telemetría. Permite hacer el monitoreo del trabajo del tractor a distancia y también contar con informes de fallas y mantenimiento predictivo.
Sistemas abiertos. Posibilitan trabajar junto a máquinas, productos y aplicaciones de otras marcas. Se gestionan datos de todos los equipos de un establecimiento.
Autoguía. Los tractores salen de serie con sistemas de dirección automática asistida.
Terminales. También los equipos salen de fábrica equipados con pantallas de guiado intuitivas y adaptables a diferentes necesidades. Pueden trabajar con una variedad de señales de corrección y conectarse con el sistema CANbus de la máquina o implemento con que están operando.
Monitoreo. En los tractores de avanzada, hay esquemas de control de implementos de arrastre. Consisten en sistemas operativos digitales que monitorean la velocidad de trabajo y el patinamiento del tractor, para incrementar la productividad y mantener al tractor operando con el mayor rendimiento, mientras se reduce el desgaste de los neumáticos y el consumo de combustible.
GALERÍA DE PRODUCTOS

Tractores de Alta Potencia

CONSULTAS

  • Hidden
    MM barra DD barra AAAA
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden
  • Hidden